Etiquetas

, ,

Viaje en primera con hotel y desayuno. Sábanas limpias, accesorios de baño, grandes vistas, wifi gratis. En la ciudad se puede bautizar en sus aguas, ver un trozo de su historia, ser un habitante más por unas horas.

Los visitantes traspasan la ciudad. Turistas-neutrinos que atraviesan la habitación de un hotel sin alterarla. Nadie la ocupa para siempre.

Desembarcan, gastan, consiguen recuerdos, desaparecen. Un punto donde hacer escala. Un lugar de tránsito.

Esta ciudad no los recuerda. Se cimenta en la amnesia. Ningún visitante es tan importante como para no dejar su habitación cuando dan las doce.

 

Hotel tránsito.

Anuncios