Etiquetas

,

La poesía es inútil.

No es el Plan General de Ordenación Urbana. No es el temario que entra en un examen. No es la receta del Paracetamol. No son los Términos y Condiciones de una aplicación.

Es de su inutilidad de la que se desprende su surrealismo, su innecesaria presencia.

 

La poesía es un tipo pintado de verde

dando saltos en mitad de un ajetreado puente,

desgrana rimas fáciles o se deja sus sentidos

para que otros cuatro locos se den por aludidos.

 

La poesía es una psique declarada y decantada

la habitación del fondo bañada por una ventana.

 

Pinceladas de ansia y tiento,

versos hechos de pintura.

un paisaje taquigrafiado

en la orilla de la cordura.

 

La poesía no planea ciudades, no da títulos,

no alivia la fiebre, no se queda con tus derechos.

 

Va y sucede sola,

ya es bastante.

Son palabras cazadas

en senderos de nadie.

 

Anuncios