Etiquetas

,

Las ráfagas de aire emborronan la orilla de las sombras. Paisaje maldito disuelto en aguadas nostálgicas, pasos perdidos en asfaltos sin rumbo. Calles del olvido.

Peatones funambulistas entre dos mundos. Papeles con direcciones lanzados al aire. Números escritos con tiza bajo aguaceros cotidianos.

“Estamos perdidos” parecen musitar los ladrillos que nos amparan. “No nos encontramos” exclaman los portales.

Desalmado callejero desarmado. Recuerdos desmadejados.

Cabezas ardientes. Espíritus oxidados.

Estamos perdidos si apenas nos acordamos.

Anuncios