Etiquetas

, ,

Islotes pulidos en el desierto inundado. Aguas lamosas, rojizas, se contornean al pie de los cristales.

Los habitantes resbalan por las caras planas, caen sin remedio, sin un lugar donde agarrarse, cautivos del cieno oleoso bajo los bellos tallados.

Su sustento, su mayor peligro.

El ácido sol rebota en la tierra congelada.

Ciegos, deambulan hacia su final.

Sin embargo, no se lamentan. Se saben sujetos a ese equilibrio, necesitados de todo lo que se acaba con ellos.

No pueden más que respirar.

En la tierra sin escondites,

la talla hostil.

No caben promesas de tierra firme. Lamentarían no haberla descubierto años antes. Tantas voces perdidas habiendo un lugar en el que guarecerse.

rock-crystal-1603422_1280

Anuncios