Etiquetas

, , ,

Tomé esta foto cuando aún teníamos una máquina de carrete en casa.

Llueve. El paisaje está tomado por las nubes. Preside la escena un edificio rojizo, cuya fachada parece derretirse bajo la tromba de agua.

Ahora, cada vez que la miro, creo que llueve más fuerte.

El fondo está sobrespuesto por unas cegadoras y voraces nubes. Todo tiene el color de la tierra y el vientre del mar.

Arrecia la tormenta en la instantánea.

Se inundan los recuerdos.

Anuncios