Etiquetas

, ,

Raro es el oficio del farero. Solo, delatando los escollos con su luz. Incluso cuando él falte, puede dejar el foco encendido.

Farero que recorta letras contra la luz, avisando a los navegantes que no siempre entienden. En lo alto, escribiendo caminos entre las olas.

Hasta que la última se lo lleva, aún con tormentas por alertar.

Anuncios