Etiquetas

, ,

Vigías ciegos que otean

buscando ténues corpúsculos

en la playa que separa

la consciencia y el sueño.

 

 

Al hombro, un saco de preguntas

que rellenan con miedos.

Las van recogiendo mientras

paladean su desdicha.

 

 

Vigías ciegos de vida,

de amor, de ansia,

vigías que todo lo saben,

que temen dejar la playa.

 

 

Vigías que se sientan

en un crepúsculo indiferente,

y van tasando sus piedras

con el afán de encontrarse.

Anuncios