Etiquetas

, , ,

Una paloma sobrevuela la vertical de un pozo.

Agita las alas sin moverse un ápice.

 

Equilibrio de cielo y tierra, a la que caerá sin remedio,

una vez que sus alas se marchiten, se calle el aire y todas

las rutas celestes caigan, hechas añicos, indistinguibles.

 

Vuela ahora

porque nada

más importa.

No puede

evitarlo

la paloma.

Menos puede

el pozo si la

paloma vuela.

Anuncios