Etiquetas

, ,

¿Dónde entra la rueda de fuego en la ecuación de la carne?

Me explico. Carne, músculos, huesos, fibras, nervios…forman ese edificio sobre el que descansa un mago. Ese mago comparte elementos con el edificio y aún así es capaz de apartarse de ellos en periodos eléctricos: Sueños, inspiración, reflexión, credo, miedo, invención.

¿Cómo casa con la estructura pedestre, maravillosa, del cuerpo?

(Las reflexiones me llevan a estos lugares).

Esas ensoñaciones, visiones, imágenes, ¿parten en exclusiva del cerebro, del gabinete del mago?

¿O es un todo armonioso y ordenado el que lleva el caudal eléctrico a esas piezas sinfónicas volátiles e intangibles, (maravilloso es el arte que las trae de vuelta) formándolas en la frontera de los párpados?

Déjame reflexionar un poco.

Anuncios