Etiquetas

, ,

 (Finalista en el certamen MálagaCrea 12)

Me dedico al olvido.

Cuando aparece un mensaje en cualquier pared alguien deja una nota en mi mesa. Corro entonces a pintar con trazo espeso y blanco letras alternas en un intento de ganar a los viandantes una partida del ahorcado que acaba con casillas invisibles. Sin tiempo para igualar el color del muro, voy dejando una ciudad llena de cicatrices mudas.

En casa me esfuerzo por recordar las protestas y los mensajes, pero su número y mi edad me confunden. Guardo un cuaderno lleno de citas sin sentido, de protestas de amor y confesiones de revolución, por si algún día tuviese tiempo de ordenarlas.

Si al comienzo de esta tarea tenía ideas propias ya no las recuerdo.

Anuncios